SCJN: Poder Judicial de la Federación otorgará permisos de paternidad de tres meses

Después del histórico resolutivo del pasado martes, en el que se despenalizó la interrupción del embarazo en México, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), anunció que el poder Judicial será pionero en contar con permisos de paternidad de tres meses con goce de sueldo para los hombres que se conviertan en padres.

Durante una conferencia de prensa, el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, aseguró que esta medida coloca al Poder Judicial Federal a la vanguardia en el Continente Americano, «como una de las instituciones más proteccionistas y que hacen un mejor trabajo comprometido para lograr una igualdad real entre los hombres y las mujeres».

Asimismo, confió en que con esta decisión, otras instituciones públicas y privadas, se sumen y avancen en ese sentido.

También señaló que con esta medida se continúa trabajando en la lucha por moldear una sociedad más equitativa, justa e igualitaria para que todos gocen de los mismos derechos.

«Esto va a ayudar también a romper la brecha salarial, va a igualar la cancha, va a permitir que las niñas y los niños puedan tener un cuidado más completo no sólo de su madre sino también de sus padres”, agregó.

Es importante señalar que actualmente el artículo 132, fracción XXVII Bis, de la Ley Federal de Trabajo (LFT) establece la obligación del patrón de otorgar una licencia de paternidad de cinco días laborables con goce de sueldo a los hombres que trabajan al momento de que nace su hijo. De igual manera, en el caso de un proceso de adopción. 

Dicha legislación establece que los cinco días se cuentan a partir del día de nacimiento del bebé o cuando se reciba al menor adoptado

Razón por la cual, las licencias de paternidad tienen el objetivo de beneficiar a las familias no convencionales y permitirán a los hombres vivir su paternidad de manera plena, hasta que la dignidad y la igualdad se hagan costumbre. 

Finalmente, el ministro detalló que las licencias podrán ejercerse a partir de los nueve meses posteriores al nacimiento o a la adopción del infante.