Como consecuencia de la pandemia, las transacciones bancarias vía teléfonos móviles se incrementaron, esto, ya que los usuarios optaron por operaciones mucho más ágiles que evitaran el contacto físico en sucursales financieras.

De conformidad con el actual reporte trimestral de inclusión financiera elaborado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV),  había 61 millones de cuentas bancarias ligadas a un teléfono celular, al cierre del tercer trimestre del 2021, lo que representó un auge importante respecto a las 46.8 millones del mismo trimestre del 2020.

El informe también refiere que al cierre del tercer trimestre del 2021, había un total de 127.8 millones de cuentas captación (incluidas las de la banca de desarrollo y las entidades de ahorro y crédito popular), por lo que alrededor de la mitad de éstas ya están ligadas a un teléfono celular.

En este orden de ideas, es menester señalar que las autoridades regulatorias han facilitado recientemente la apertura de cuentas por la vía remota, lo que se le conoce como el onboarding digital, generando así un crecimiento importante en las operaciones móviles.

El documento de la CNBV añade que las transacciones en cajeros automáticos y en Terminales Punto de Venta (TPV’s) también registraron incrementos al compararse con el 2020.

En el caso de los cajeros automáticos, del tercer trimestre del 2020 al mismo periodo del 2021, pasaron de 143.4 millones a 165.7 millones. Y las transacciones en TPV’s, crecieron de 217.5 millones en el tercer trimestre del 2020 a 261 millones en el mismo periodo del 2021.