LAS NOTIFICACIONES CONFORME AL NUEVO ESQUEMA DE LABORES DEL PODER JUDICIAL DE LA CIUDAD DE MÉXICO DERIVADO DE LA CONTINGENCIA GENERADA POR EL VIRUS SARS-CoV2 (COVID-19).

La contingencia sanitaria generada por el virus Covid-19, provocó desde el 16 de marzo de 2020 la suspensión de labores y términos procesales en los juicios seguidos ante diversos órganos jurisdiccionales del Poder Judicial de la Ciudad de México.

Con la reanudación de labores de los órganos jurisdiccionales de la Ciudad de México, particularmente aquellos que conocen de las materias civil, mercantil y familiar, tuvieron que adaptarse a un nuevo esquema de trabajo establecido en la Circular CJCDMX-18/2020 de 10 de junio de 2020, emitido por el Pleno del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, estableciendo lo que se conoce como “actividades a puerta abierta” y “actividades a puerta cerrada”, las cuales se entienden que en un mismo día los juzgados nones laborarán a puerta abierta (con atención a público) y los juzgados pares laborarán a puerta cerrada (sin atención al público, salvo casos excepcionales), y así al día siguiente se revertirá el rol, siendo los juzgados pares quienes laborarán a puerta abierta y los nones a puerta cerrada, así subsecuentemente hasta que exista una determinación que prevea un nuevo esquema de labores.  

No obstante, dicho acuerdo dejó con muchas incertidumbres a los funcionarios de los juzgados, así como a los litigantes en general, tales como ¿de qué manera se efectuaría el cómputo de los plazos procesales?; sin embargo, en el Acuerdo Volante V-31/2020 emitido el 5 de agosto de 2020 por el Pleno del Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México, se estableció la suspensión de plazos procesales cuando los juzgados desarrollen sus actividades a puerta cerrada.

Ahora bien, en los juicios civiles y mercantiles todas las notificaciones practicadas por medio del Boletín Judicial surten sus efectos al día siguiente en que se publica la resolución; se entiende por “surte efectos” como el momento procesal en que una notificación se perfecciona jurídicamente.

En ese sentido el nuevo esquema de trabajo de los órganos jurisdiccionales, provocó que dichas autoridades interpretaran de manera incorrecta la forma en que las notificaciones publicadas en el Boletín Judicial surtirían sus efectos, ya que técnicamente dichas notificaciones únicamente podrían surtir sus efectos cuando el órgano jurisdiccional labore a puerta abierta (es decir cuando corran los plazos procesales).

Dicho error de los órganos jurisdiccionales al momento de aplicar el Acuerdo Volante V-31/2020, ha provocado diversos conflictos y complicaciones en el desarrollo de las controversias jurisdiccionales, tales como el desechamiento de demandas o la inadmisión de recursos por tenerlos por presentados fuera de término.

Sin embargo, tuvo que pasar un año de labores para que el Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México y el Poder Judicial de la Federación, establecieran un criterio uniforme respecto a esta incógnita: la primer autoridad expidió la circular CJCDMX-31/2021 en la que se estableció que todas las notificaciones efectuadas por el Boletín Judicial surtirán efectos al día siguiente hábiles únicamente cuando el órgano jurisdiccional labore a puerta abierta; por otro lado los Tribunales Colegiados de Circuito igualmente establecieron en la tesis aislada I.11o.C.149 C (10a), que las notificaciones en materia civil solo pueden surtir sus efectos los días hábiles en que el órgano jurisdiccional del Poder Judicial de la Ciudad de México labore a puerta abierta, durante la contingencia sanitaria por el virus SARS-CoV2 (COVID-19).

Resulta importante hacer de conocimiento general las anteriores resoluciones, ya que con ellas los litigantes tendrán una herramienta en contra de las determinaciones de los órganos jurisdiccionales, ya que los cómputos procesales no se dejarán a su libre arbitrio, sino que tendrán que seguir el criterio uniforme sustentado por el Poder Judicial de la Federación y por el mismo Consejo de la Judicatura de la Ciudad de México.

 

Durante primer semestre caen ingresos por intereses de la banca

En el último análisis realizado por la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se reflejó que durante la primera mitad del año se generó una caída del 21.8 % en los ingresos provenientes de los intereses que reciben los  bancos por parte de los usuarios.

Esta circunstancia es consecuencia de las tasas de interés activas, así como de los resultados de los programas y reestructuras implementados en el 2020 para disminuir los efectos económicos de la pandemia; además de una caída en los nuevos créditos.

Y es que entre los apoyos que otorgaron las autoridades financieras en conjunto con las instituciones bancarias, fue implementar el aplazamiento de los pagos de crédito.  Además, como resultado de la contracción económica del año pasado, el crédito de la banca ha registrado caídas, que han significado una disminución en los ingresos.

Asimismo, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) estimó que para el sector de la banca múltiple, la cartera de consumo es la que genera los mayores ingresos por intereses, sobre todo lo relacionado con tarjetas de crédito, pese a la baja que representó en su comparación anual.

Finalmente, la dependencia precisó que los ingresos de la banca nacional ascendieron a 385, 933 millones de pesos y que el monto neto integrado de las comisiones que cobró la banca hasta junio del 2021 por los servicios y productos que ofrecieron, ascendió a los 66,019 millones de pesos. 

 

Caen ingresos por intereses de la banca Fuente: El Economista

VÍA EJECUTIVA MERCANTIL ORAL. ES IMPROCEDENTE RESPECTO DE ASUNTOS DE CUANTÍA MENOR A LA ESTABLECIDA EN EL ARTÍCULO 1339 DEL CÓDIGO DE COMERCIO.

El Pleno en Materia Civil del Tercer Circuito determina que la vía ejecutiva mercantil oral regulada en los artículos 1390 Ter a 1390 Ter 15 del Código de Comercio, es improcedente respecto de asuntos cuya cuantía sea inferior a la establecida en el artículo 1339 del citado código mercantil.

Los juzgadores están ligados a los textos legales si éstos les brindan la solución buscada; en esa medida, sólo al legislador, en uso de la facultad constitucional conferida, le es dable modificar el artículo 1390 Ter 1 del Código de Comercio, que contiene un imperativo categórico que restringe la vía oral ejecutiva en asuntos de cuantía menor a la establecida en el artículo 1339 del citado código mercantil; estimar lo contrario, implicaría apartarse del texto normativo, en tanto que el operador jurídico está impedido para desatender la disposición expresa de la ley, con la consecuente transgresión al principio de seguridad jurídica en perjuicio de las partes, quienes carecerían de certeza sobre el procedimiento a seguir en asuntos basados en títulos ejecutivos de cuantía mínima.

En este orden, se colige que los artículos 1390 Bis y 1390 Ter 1 del Código de Comercio prevén hipótesis sobre vías distintas (oral y ejecutiva oral) considerando, entre otros factores, a la cuantía del negocio, por lo que no son incompatibles, sino que se complementan atendiendo al sistema normativo en su conjunto y a la intención del legislador en la reforma del Código de Comercio, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 25 de enero de 2017, que creó los juicios ejecutivos orales, excluyendo deliberadamente –y no de manera omisiva– la tramitación en esa vía, de los juicios ejecutivos mercantiles de determinada cuantía.

Por tanto, aun cuando el fin de las normas en cita es dar mayor celeridad a los juicios y que la generalidad de éstos se tramiten en juicio oral, de ello no se sigue que toda contienda mercantil deba seguirse en esa vía, pues tal interpretación implica eliminar de facto la vía ejecutiva mercantil escrita cuya regulación prevalece, así como las diversas previstas en el Código de Comercio.

SOCIEDADES UNIPERSONALES

Las sociedades unipersonales surgieron en virtud de una necesidad jurídica, toda vez que, por regla general para la constitución de una persona moral era fundamental la participación de dos o más elementos sustantivos (persona física o persona moral), limitando así, a negocios de reciente creación, microempresas y pequeñas empresas, pues carecían de ese requisito sustantivo indispensable para ser reconocidas como sociedades; sin embargo, el 9 de febrero de 2016 el Congreso de los Estados Unidos Mexicanos aprobó una reforma y adición a la Ley General de Sociedades Mercantiles, la cual hacía frente a dicha problemática, dando auge a la Sociedad por Acciones Simplificadas (S.A.S.).

Dichas sociedades, cuentan con las siguientes características:

  1. Pueden ser constituidas por una o más personas.
  2. Su constitución se realizará ante la Secretaría de Economía, por vía electrónica y además no genera ningún costo su constitución. Es la misma Secretaría quien se encarga de realizar la inscripción en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio.
  3. El accionista o accionistas tienen una responsabilidad limitada al monto de sus aportaciones.
  4. No se necesita de un capital mínimo para su constitución.
  5. No se necesita de un fondo de reserva.
  6. Puede transformarse en cualquier momento a otro régimen societario.

Limitaciones:

  1. El ingreso total anual no puede exceder los 5 millones de pesos.
  2. El accionista o accionistas no pueden ser accionistas de otras sociedades mercantiles.
  3. El accionista o accionistas deben contar con firma electrónica.

De igual forma, las sociedades de acciones simplificadas, tienen por objeto erradicar el comercio informal, incentivando su regulación y de esta manera apoyar al desarrollo económico mexicano.